15 de enero de 2021

MADAME D'AULNOY Y LAS VIUDAS ESPAÑOLAS

 

Marie-Catherine le Jumelle de Barnerville, Baronesa D’Aulnoy, conocida como Madame D'aulnoy, (1651-1705) fue una escritora francesa, además de ser conocida por sus cuentos de hadas, también lo es por su relato del viaje a España, escrito en 1679.

Sobre las viudas españolas dijo:

“Se nos echó encima la noche, y estábamos ya en tal punto que ni podíamos adelantar gran cosa ni retroceder hasta Burgos; nos detuvimos en Madrigalesco, aldea que no cuenta más de doce casas; afortunadamente, nosotros llevábamos provisiones para muchos días. La mejor casa estaba solo a medio cubrir, y acababa de alojarme yo en ella cuando un viejo venerable se me presentó diciéndome que, siendo aquel sitio el único donde más decentemente podía recogerse una dama, en nombre de aquella que acompañaba me rogaba que la permitiese permanecer allí conmigo, asegurándome que la tal señora era mujer de calidad, andaluza, viuda reciente y que iba sola.

Uno de nuestros caballeros, D. Esteban de Carvajal, también andaluz, preguntó al viejo el nombre de la dama, y al saber que era esta la marquesa de los Ríos, se dirigió a mí, me hablo de ella ensalzándome su mérito singular y noble nacimiento. La marquesa vino luego en su litera, de la cual no se había apeado por no haber tenido la dicha de hallar hasta entonces una casa donde pudieran hospedarla.

Su traje me pareció muy singular, es preciso ser tan hermosa como la marquesa para conservar algunos encantos envuelta en aquellas negruras. Negra era la toca, negro el vestido, negra la batista sin pliegues que caían más debajo de las rodillas, negra la muselina que le circulaba por el rostro y le cubría la garganta, ocultando en absoluto su cabellera; negro el manto de tafetán que hasta los pies la tapaba; negro el sombrero, de anchas alas, sujetado por debajo de la barba con cintas de seda negra.

Me han dicho que el sombrero solo se usa viajando. Tal es el traje que visten las viudas y las dueñas, capaz de imponer miedo al más valiente, pues se hace a la vista insoportable. Sin embargo, la joven marquesa estaba muy hermosa con su incómodo luto, el cual no se lo quitan las mujeres hasta que vuelven a casarse, y entre las muchas cosas que las viudas se ven precisadas a tener en cuenta en este país, se las obliga a llorar la muerte de sus maridos, a quienes algunas veces no habrán amado mucho en su vida.

Ha sabido que las mujeres pasan el primer año de luto en una habitación tapizada de negro, donde no se deja entrar un solo rayo de solo, y se sientan con las piernas cruzadas sobre un pequeño almohadón de tela de Holanda; al terminar este año se retiran a otra habitación cuyas paredes tienen tapices bastante más claros, pero exentas de cuadros y espejos, de los que no hacen uso las viudas, como tampoco de los servicios de plata ni de los muebles de lujo; es preciso que vivan tan retiradas que parece pertenecer a otro mundo; estas contrariedades son causa muchas veces de que las damas ricas vuelvan a casarse para disfrutar libremente de sus riquezas”.

14 de enero de 2021

SHAKA ZULÚ

 

Los zulúes son el grupo tribal principal de Sudáfrica. Viven principalmente en Natal y tiene más de 300 clanes. Amazulu, que significa “los del cielo”, proviene de un pequeño clan del tronco nguni, que se había desplazado desde los grandes lagos a la costa sur-índica, el de los abatewa.

El jefe del clan Senza tuvo un hijo, en 1787: Shaka, conocido como Shaka Zulú, con una mujer nandí, Senzangakhona, a la que luego repudió. Debido a esto, Shaka tuvo una infancia difícil, enfrentándose a muchos problemas y peligros, luchando contra animales salvajes y hombres.

Muy joven mató a su primer león y por su destreza en el combate, llegó a ser jefe de su tribu, venciendo a las demás una tras otra, pero respetando la vida de los vencidos, a los que integraba en su pueblo. Shaka decía de él mismo: “me parezco a esa gran nube donde retumba el trueno, nadie puede impedirle hacer lo que quiera. Yo también cuando miro a los pueblos los hago temblar”.

Shaka creó unos regimientos o impis, de 1000 hombres y mujeres, les dotó de armas cortas para favorecer la lucha cuerpo a cuerpo, y fomentaba la soltería, pues entendía que el hombre reprimido era el más feroz combatiente. Solo a los soldados veteranos les estaba permitido casarse.

Murió asesinado, el 22 de septiembre de 1828, por su hermanastro Dingane, que también asesinó a traición al mítico caudillo del Trek-boer, Piet Retief.

13 de enero de 2021

CURIOSIDADES DEL OCÉANO ATLÁNTICO

 

En 1938, el celacanto, un  tipo de pez que fue visto por primera vez en el mar hace unos 300 millones de años, fue capturado vivo por los pescadores de la costa sur de África. Estos peces se consideraban extintos hace más de 60 millones de años.

Durante la década de 1950 la compañía naviera Cunard Line empezó a transportar pasajeros a través del Atlántico.

En 1919 se realizó el primer vuelo sin escalas sobre el océano Atlántico por John Alcock y Arthur Browm. El viaje fue completado en dieciséis horas y media.

La cordillera del Atlántico, la cadena montañosa submarina que se extiende 16 000 kilómetros al sur de Islandia, es dos veces tan ancha como la Cordillera de los Andes.

El océano Atlántico causa las mareas más altas del mundo, se producen en la Bahía de Fundy, en Canadá. La isla más grande del océano Atlántico es Groenlandia.

El Concorde, el primer avión supersónico, solo tenía vuelos sobre el océano Atlántico. El primer cable telegráfico colocado con éxito fue puesto en el océano Atlántico en 1866.

La cálida corriente del Golfo en el océano Atlántico mantiene a los puertos de Europa del Norte libre de hielo durante los inviernos. La Fosa de Puerto Rico es el punto más profundo en el océano Atlántico. Tiene alrededor de ocho mil quinientos metros de profundidad.

El nombre de Atlántico deriva de la isla de la Atlántida. Así lo describió Platón. El océano Atlántico es el más joven, se cree que se formó durante el período Jurásico.

12 de enero de 2021

CANCIONES EN MI MEMORIA LXVIII


11 de enero de 2021

PAU Y TREVA

 

En los siglos XI, XII y XIII las guerras entre príncipes cristianos eran constantes, las autoridades eclesiásticas, en cooperación con el poder civil, determinaron intervenir en las luchas que se prolongaban en ocasiones años enteros.

En 1027, en Toluges, una pequeña población del condado del Rosellón, muy cerca de Perpiñán, se celebró una reunión organizada por el obispo Oliba de Vic, asistieron muchos clérigos, magantes, señores y gentes del pueblo. Establecieron lo que se conoció como “Pau i Treva”,”Paz y Tregua”.

Desde la hora nona de los sábados hasta la prima del lunes nadie podía robar a clérigos o monjes, ni a los laicos que fuese a la iglesia o volviesen de ella. En 1154 en una reunión en Narbona con asistencia de los obispos de Gerona y Barcelona se confirmaron esos acuerdos.

El mismo año, el conde de Barcelona Ramón Berenguer y su esposa Almodis presidieron otra reunión con el mismo fin. En 1604 establecieron también la Pau y Treva desde la puesta del sol de los miércoles hasta el alba de los lunes, así como en algunas festividades. La pena por no acatar la orden era pagar el doble del valor de los daños cometidos, juicio de agua fría y exilio perpetuo en caso de muerte, prohibición de edificar castillos y otras fortalezas en Adviento o la Cuaresma, injuriar o detener clérigos, encarcelar villanos, quemar o destruir casas de campo… Los infractores estaban obligados a indemnizar los daños y pagar el doble a favor del conde o del obispo.

Muchos de estos acuerdos fueron inscritos en las Constituciones de Corte, y después en la compilación de las Constituciones y otros derechos de Cataluña.