30 de marzo de 2015

LA CASA DE LA VIDA EN EL ANTIGUO EGIPTO


En los grandes templos de Menfis, Abidos, el Amarna, Ajmin, Coptos, Esna y Edfú, o cualquier templo importante de Egipto, tenían la llamada “Cada de la Vida” (Per-Anj). Eran centros de iniciación y enseñanza, se podrían comparar con una universidad. Su acceso era restringido y selectivo, solamente los verdaderamente interesados en aprender y que se comprometían con las reglas de la Hermandad de Iniciados entraban. Estaban dirigidas por el Sumo Sacerdote y un clero de Sabios Iniciados. Los alumnos iban desde el joven discípulo de la Sabiduría o el simple aprendiz de escriba, hasta lo grandes sabios, y por supuesto los que en un futuro serían faraones.

Las actividades en estas casas consistían en preparar las obras religiosas necesarias para el culto; recopilar viejos manuscritos, corregir faltas, completar los pasajes carcomidos, etc. También se elaboraban textos de teología y de liturgia especiales de cada templo, tablas astronómicas, formulas mágicas de protección, se copiaban ejemplares del Libro de los Muertos, que eran vendidos a particulares para ser colocados junto a los difuntos.

Eran frecuentes las discusiones filosóficas y religiosas. El ambiente en estas discusiones era secreto y se negaban a divulgar sus conocimientos a quienes no perteneciesen a ese círculo. En el Antiguo Egipto la ciencia fue creada en un ambiente religioso, y siempre se orientaba hacía la teología y su realización práctica, el ritual.

En la Casa de la Vida se conservaban los originales de todos los textos de los que se daba una copia a los artistas, para la decoración de templos y tumbas, también a los sacerdotes que cumplían el culto diario, el nombre de las bibliotecas era “Casa de los Libros”, eran salas laterales, pequeñas y oscuras que contenían los rollos de papiro en nichos de los muros. En ellos se inscribía el inventario de los libros sagrados. Estos libros sagrados eran de temas muy variados: arquitectura, geometría, literatura, historia, magia, farmacia, medicina, etc.

29 de marzo de 2015

HISTORIAS DE BARCOS


En 1906, en un barco con bandera alemana, el Grosser Kurfurst, que navegaba desde Bremen a Nueva York, nacieron seis bebés. Uno nació en los camarotes de primera clase, unos gemelos en segunda clase, y unos trillizos en tercera clase.

En 1997, un barco pesquero japonés fue rescatado en el mar de Japón, al este de Corea. Según declaraciones de la tripulación, una vaca cayó del cielo, provocando el hundimiento. Nadie les creyó y fueron encarcelados. Dos semanas después, la Fuerza Aérea rusa informó de que la tripulación de uno de sus aviones de carga había robado una vaca. A la vaca no le gustó el viaje en avión y empezó a moverse. Muertos de miedo por los movimientos que la vaca provocaba en el avión, lo empujaron y lo lanzaron al vacío, desde una altura de diez mil metros. Sobrevolaban el mar de Japón.

En el año 1983, una compañía islandesa de barcos naufragados, encontró en el fondo del Océano, el pecio Wapen Van Ámsterdam, que se había hundido en 1667 con cuarenta arcones de oro y cuatro toneladas de diamantes. El gobierno de Islandia subvencionó los trabajos. Después de ser sacado del mar, observaron que se trataba de los restos de un mercante alemán, cargado con arenques, hundido en 1903.

Yusuf Ismael, luchador turco, realizó en 1897 una gira por Estados Unidos. Un año después murió ahogado cuando regresaba a su país. El barco en el que volvía, zozobró y colisionó con otro buque. Casi todos los demás pasajeros se salvaron nadando, él se negó a quitarse los cinturones cargados de oro que había ganado en sus combates, y se hundió.

28 de marzo de 2015

JEROME CAMINADA, EL VERDADERO SHERLOCK HOLMES


Jerome Caminada (1844-1914) fue un oficial de policía en Manchester. Sirvió en el cuerpo desde 1868 a 1899. Se le llamó el verdadero Sherlock Holmes. En 1872 fue ascendido a sargento.

 Nacido en los suburbios marginales de Manchester victoriano, Caminada tenía un gran conocimiento de los delincuentes y malhechores que rondaban por las calles de la ciudad. Desarrolló una amplia red de confidentes, se reunía con ellos a menudo en tabernas o en los últimos bancos de alguna iglesia (a menudo en la Iglesia de Santa María).

A menudo patrullaba de noche las peligrosas calles de la ciudad. Le conocían como “inspector Jerome” o “Cammy”. Conocía a muchos delincuentes por su nombre y podía identificar a muchos sospechosos sólo con muy pocos datos. Visitaba las cárceles para buscar pistas. En una sola redada detuvo 1.125 delincuentes, cerró 400 tabernas ilegales y 22 clubes de apuestas, lo que le sirvió para ascender.

A Caminada le encantaba la química. Durante sus seguimientos a falsos médicos, para pillarlos, hacía mezclas, por ejemplo, para simular análisis de orina, mezclaba agua, hidrosulfito de amonio y azafrán. Era un maestro del disfraz y de imitador de voces. Su compañero era el sargento de policía Peter Wilson. Caminada se casó con Amelia Wainhouse en 1881, tuvieron cinco hijos. Escribió dos libros, el primero de forma anónima (1895), y el segundo firmado con su nombre (1901).

Durante su carrera se ganó el respeto de sus colegas, de los jueces y hasta de los delincuentes. Cuando se jubiló se convirtió en detective privado, agente inmobiliario y concejal de Manchester. Murió en 1914, en su casa de Moss Side a la edad de 70 años, como resultado de las heridas que había recibido en un accidente de autobús. Está enterrado en el Cementerio del Sur, en Manchester.

27 de marzo de 2015

JURAMENTO EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE GRECIA


En el día señalado para comenzar los Juegos, formando un vistoso cortejo, todos los participantes, acompañados de sus entrenadores y precedidos por los “hellanodikai” (jueces supremos de los Juegos), partían hacia Olimpia, desde Elis (Élida) a unos trescientos estadios (57 kilómetros), donde el grupo es esperado y recibido con gran alegría. En la mañana del primer día, los atletas seleccionados, se inscribían en las listas oficiales. Los más devotos realizaban sacrificios de purificación y ofrendas a sus dioses.

Entrada ya la mañana, formando otra vez un cortejo, los hellanodikai, árbitros, aurigas, atletas y jinetes, así como los padres, hermanos y entrenadores de los concursantes, se dirigían al “Buleuterion” para prestar el juramento ritual. La comitiva se concentraba en el gran patio cuadrado. En el centro se levantaba la estatua de Zeus Horkio o dios del juramento, este dios inspiraba espanto a los pecadores. Juraban ante él para no hacer trampas, seguir las normas de los entrenamientos, no aceptar sobornos, etc.

Finalizado el acto, los asistentes, junto con los altos magistrados, se dirigían a las proximidades de la entrada del estadio, para presenciar el concurso de heraldos y trompeteros que abría el festival. Los heraldos hacían alarde de sus voces, compitiendo en mostrar la voz más potente y que se escuchara más lejos. Los trompeteros hacían sonar sus instrumentos, algunos tocaban dos trompas a la vez.

26 de marzo de 2015

ORIGEN DE LA ARMÓNICA


Se cree que la armónica (o similar) más antigua data del 1100 a. C. En China, la emperatriz Niyn-Kwa, tenía una que era parecida a las actuales, se llamaba “Sheng”. En otras partes de Asia como Corea, Japón o Vietnam, también existían instrumentos parecidos con distintos nombres: Keyn, Sho, Sian.

La armónica moderna la inventó Friedrich Buschmann en 1821, la casualidad hizo que buscando un aparato para ajustar los pianos, unió 15 lengüetas de tubo, de las que se utilizan para afinar los pianos, se dio cuenta que podía tocar alguna melodía, le puso el nombre de “Mund-eoline” (arpa de boca). La quiso mejorar y le añadió un fuelle vertical que le permitía tener las manos libres mientras tocaba.

En 1827 Ritcher le dio la forma actual con 10 agujeros, 20 lengüetas y alternancia de soplido y respiración. El relojero Matthias Hohnner, las comenzó a vender de manera industrial, no tuvo mucho éxito hasta que su mujer le envió una a su primo que vivía en Estados Unidos, era el año 1868. Las muchísimas ventas hicieron que la armónica se hiciera muy popular en todo el mundo.

En 1896 Hohnner fabricó por primera vez la armónica diatónica de 10 celdas modelo Marine Band. Desde entonces han ido evolucionando. En el año 1996 se fabricó una partida limitada de Marine Band, con motivo del 100 aniversario del modelo.

En las últimas décadas varias fabricas de armónicas han salido: Tombo, Suzuki, Huang, Hering y Bends. En la actualidad, sólo de la compañía de Hohnner hay alrededor de 60 modelos distintos. La armónica ha sido el instrumento musical más vendido del mundo durante el siglo XX.