23 de julio de 2014

SI HASTA AHORA NO HAS LLEGADO A CONOCERME...


...Nunca, nunca, nunca, me conocerás
no lo harás...

22 de julio de 2014

CURIOSIDADES DE LEONARDO DA VINCI (2)


Leonardo da Vinci inventó un asiento de retrete plegable que debía girar por medio de un contrapeso. Cuando Isabel de Aragón pidió que le instalasen un cuarto de baño en la Corte Vecchia, él diseñó un sistema de agua caliente para que ésta se mezclase antes con la fría, calculando que tres partes de agua caliente y cuatro de fría darían la temperatura adecuada.

Para Francisco I diseñó la instalación, en el Castillo de Amboise, de algunos retretes con agua corriente, con canalizaciones intramurales y unos tubos de ventilación que llegasen al tejado; y como la gente suele dejar las puertas abiertas, se les fijarían unos contrapesos que las cerrasen automáticamente.

Leonardo da Vinci era un vegetariano extremo, llamaba a los omnívoros “devoradores de cadáveres”. Tenía un gran interés por los estudios anatómicos del cuerpo humano basados en las autopsias de cadáveres que realizaba, esta práctica estaba prohibida, pero se cree que él diseccionó unos treinta cadáveres con los que dibujó con detalle gran parte de los órganos del cuerpo humano.

Leonardo sentía una fascinación absoluta por el mar, diseño multitud de aparatos para la exploración acuática. Su traje de buceo, estaba hecho de cuero y se conectaba a una manga de aire fabricada con cañas y a una campana que flotaba en la superficie. Cómo además de inteligente, era práctico, el traje incluía una pequeña bolsa para que el submarinista pudiera orinar en ella.




21 de julio de 2014

COSAS DEL CINE (4)


El cómico Dick Shaw (1924-1987) sufrió un ataque al corazón y murió durante una de sus actuaciones. En ese momento se estaba burlando de los políticos, en un momento del show se dejó caer al suelo, boca abajo, como si fingiera dormirse. Al principio, el público pensó que era parte del espectáculo, hasta que un rato después un empleado del teatro subió al escenario, le tomó el pulso, le dio los primeros auxilios, llegó un médico que no pudo hacer nada por él, había muerto.

En 1959 en el Metropolitan de Nueva York durante una representación de la ópera “Tristán e Isolda” de Richard Wagner, hubo una sola Isolda, pero tres Tristán: Ramón Vinay, el titular, se sintió indispuesto; su sustituto, Karl Liebl, estaba resfriado, el segundo sustituto Albert Da Costa, se puso enfermo. En vista del caos que se avecinaba, los tres tenores se pusieron de acuerdo en cantar un acto cada uno.

El cómico Bob Hope (1903-1997) preguntó a la médium Jeane Dixon (1904-1997) si sería capaz de averiguar el número de golpes que hizo en el campo de golf aquella mañana, no le comentó con quién había estado jugando. La médium le contestó: “Usted hizo 92 golpes”, seguidamente dijo: “…Y el presidente Eisenhower 96”.

La actriz Dora Oberling encontró la muerte en un establecimiento de Tampa, Florida, en el que trabajaba haciendo striptease. Un espectador borracho al que no le gustaba el espectáculo, le disparó hiriéndola mortalmente. La bala le reventó su implante mamario de silicona.

El artista Billy Tipton, saxofonista y pianista de jazz de los años cuarenta y cincuenta, vivió durante treinta años como hombre. Cuando murió de repente, los médicos de urgencias descubrieron que era una mujer. Había nacido el 29 de diciembre de 1914, fue bautizada como Dorothy Lucille Tipton, se casó cinco veces y tuvo tres hijos adoptivos.

Walt Disney descontaba a sus dibujantes el tiempo que tardaban en afilar los lápices. No dejó que Alfred Hitchcock rodara en Disneylandia a principios de los 60 porque había hecho “esa película asquerosa, Psicosis”.

El cadáver de Bruce Lee fue exhibido en una de sus películas. Concretamente en “Juego con la muerte”.



20 de julio de 2014

LA MAGIA DE LOS ESPEJOS


El espejo siempre ha sido un objeto mágico. Su misterio y simbolismo se basan en el poder que tiene para reflejar una imagen que parece cercana, pero a la vez, lejana, además esa imagen está invertida a nuestra realidad.

Desde la antigüedad se han utilizado los espejos para adivinar el futuro. En la civilización griega y romana era muy popular esta forma de predecir el futuro, existían especialistas en este arte. En Roma se conocían como “Specularii”, en el Templo de Ceres (Roma), se realizaban las predicciones con espejos realizadas en una fuente. En las civilizaciones antiguas de China y la India, también se utilizaban los espejos para vaticinar el porvenir.

Los primeros espejos de los que se tiene conocimiento estaban fabricados con metales pulidos como el bronce y la plata. Era una práctica habitual humedecerlos con agua o aceite, lo que facilitaba u uso profético. Estos espejos se fabricaban unos días específicos, cuando el momento astrológico era bueno y la posición de los planetas la idónea.

Cada espejo tenía un cometido y estaba hecho de un material, algunos de ellos son:

El espejo del Sol- Estaba fabricado en oro. Se utilizaba los domingos para descubrir información referente a las personas poderosas.

El espejo de la Luna- Se consultaba los lunes, y servía para determinar las posibilidades de tener éxito en el cumplimiento de los deseos y para interpretar los sueños.

El espejo de Mercurio- Se trataba de un globo de vidrio lleno de mercurio. Se utilizaba los miércoles para saber el futuro en cuanto a trabajo y dinero.

El espejo de Venus- Estaba fabricado en cobre. Se consultaba los viernes, el vidente miraban en su interior para saber el futuro amoroso.

El espejo de Marte- Se fabricaba en hierro. Se consultaba los martes, para buscar consejo sobre temas judiciales.

El espejo de Saturno- Estaba hecho de plomo. Se preguntaba los sábados. Descubría secretos y revelaba el paradero de objetos perdidos.

19 de julio de 2014

EL BUDÍN DE MICHEL


Durante la Segunda Guerra Mundial, un chico adolescente llamado Michel salió huyendo de Francia a causa de la invasión alemana. Buscó refugio en Inglaterra, se alojó en casa de una familia de clase acomodada, los Forsyth. Durante el tiempo que estuvo allí, trabó una gran amistad con el hijo de la familia, Eddy, ambos tenían una edad similar. Michel, embelesó a su nueva familia, cuando elaboró un budín originario de su país.

Cuando terminó la guerra, Michel regresó a su país y se perdió la comunicación entre él y su nueva familia inglesa. Su amigo Eddy viajó a Francia, intentó encontrar a su amigo de todas las maneras posibles, pero no lo consiguió. Tenía tan presente en su memoria el sabor del budín, que busco una panadería donde lo vendieran, pero no lo encontró.

El último día, pasando frente a una cafetería, vio un cartel donde ponía que allí se vendía el budín. Entró y la dependiente le dijo que no le quedaba, que lo acababa de servir, las dos últimas porciones, a un señor que estaba sentado en una de las mesas de la cafetería.

Eddy, se acercó a la mesa que le había indicado la camarera y le pidió al señor del budín si podía venderle un trozo. Cuando el señor se giró, ambos se llevaron una sorpresa; el señor del budín era su amigo Michel. Después de una larga conversación se despidieron prometiendo escribirse. El tiempo pasó y volvieron a perder el contacto.

Pasado el tiempo, Eddy, ya con cincuenta años, viajó a Nueva York con motivo de una reunión de su empresa de telas. Después de la reunión, se ofreció una recepción, en un lujoso hotel para los ochenta invitados. El postre de esa cena era una versión del famoso budín de Michel. A Eddy enseguida le vino a la mente la imagen de su amigo francés. Cuando estaba observando la puerta de entrada, esta se abrió y apareció Michel.