24 de noviembre de 2014

CURIOSIDADES DE PICASSO


Según el registro civil, el verdadero nombre de Pablo Picasso (1881-1973) era Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno Crispín de la Santísima Trinidad Ruiz Picasso. Cuando nació en 1881, la comadrona pensó que estaba muerto, su madre María Picasso López, tuvo un parto difícil y el bebé estaba tan débil que parecía muerto, así que la comadrona lo dejo encima de una mesa y se fue a atender a la madre. Su tío Don Salvador, que era un gran fumador de puros, además de médico lo salvó. Al ver a Picasso tumbado en la mesa, le tiró humo a la cara y él reaccionó haciendo una mueca y se puso a llorar.

Su padre, José Ruíz Blasco, era artista y profesor de dibujo en la escuela San Telmo, en Málaga, le dio una educación artística a partir de los 7 años. A los 13 años su padre dejó de darle clases ya que consideró que Picasso le había superado. Su primera pintura importante la realizó a los 9 años, se titulaba “Le picador”, se trataba de un hombre montado a caballo en una corrida de toros (un picador). Su primera gran obra de arte fue el cuadro “La Primera Comunión” (1895), un retrato en el que aparecen su padre, su madre y su hermana Lola de rodillas ante un altar, se conserva en el Museo Picasso de Barcelona.

Picasso firmó su primer contrato en París con un comerciante de arte, Pere Menach, que acordó pagarle 150 francos al mes (unos 605 euros de hoy).

Picasso y su amigo el poeta Guillaue Apollinaire, fueron los sospechosos, en 1911, del robo de la Mona Lisa del Museo del Louvre.

Se calcula que Picasso fue autor de unas 13.500 pinturas y diseños, 100.000 impresiones o grabados, 34.000 ilustraciones para libros y 300 esculturas o cerámicas. Es el pintor que tiene el mayor número de museos en su honor (Museos Picasso).

Como buen artista y bohemio que era tuvo numerosos romances, algunas esposas y amantes fueron:

Fernande Olivier, el primer amor de Picasso; Marcelle Humbert; Eva Gouel; Gaby Lespinasse; Olga Khokhlova; Marie-Thérèse Walter; Dora Maar; Françoise Gilot; Geneviève Laorte; Jacqueline Roque (con ella convivió hasta su muerte).

IMAGEN-Le picador" de Picasso

23 de noviembre de 2014

CANCIONES EN MI MEMORIA LXXXII



TAKE THAT-BACK FOR GOOD

22 de noviembre de 2014

HISTORIA DE LA PELUQUERÍA


El pueblo asirio fue el pionero en el arte de la peluquería. Sus peluqueros se hicieron famosos por esculpir el cabello. Inventaron el rizado, el teñido, el moldeado, y también fueron los primeros en lo importante que era su cuidado. Los nobles asirios, tanto mujeres como hombres, lucían cabelleras abundantes que caían en cascadas, en bucles y rizos. Lo llevaban siempre muy limpio y perfumado.

Los caballeros se recortaban la barba de forma simétrica, empezando por las mandíbulas y descendiendo en rizos adornados hasta el pecho. Cuando no podían llevarlo natural, se recurría a los postizos. La barba para los asirios era distintivo de una situación social de poder y riqueza.

Los primeros peluqueros inventaron la barra de hierro caliente, antecesor de la tenacilla. También contaban con una colección de peines de todo tamaño y formato, de navajas, de cepillos y de espejos.

Para teñir utilizaban diversos productos; el tono dorado se conseguía mediante el teñido con una variedad de jabones y lejías alcalinas traídas de Fenicia, que era el centro jabonero y cosmético de la antigüedad. Para el teñido temporal del cabello se utilizaba polen amarillo sobre una mezcla de harina y polvillo de oro.

Entre los celtas el pelo largo indicaba distinción, y el pelo corto esclavitud o castigo. En Esparta se obligaba a los jóvenes a llevarlo corto, los adultos podían llevarlo largo. Los musulmanes pusieron de moda llevar la cabeza afeitada como muestra de sometimiento a Alá.

En el año 303 a. C., los griegos acapararon el arte y negocio de la peluquería en Roma. Su gremio fue de los primeros que se formaron y el más poderoso de su tiempo. Impusieron el pelo oscuro, cónsules y senadores, damas, matronas… recurrían a todo tipo de tintes para ennegrecer su cabello. Utilizaban muchos productos naturales para hacerlo: cáscara de castaño hervida, mezclada con puerros cocidos, con este ungüento se embadurnaban el cabello.

Plinio, recomendaba para disimular las canas, hacer una pasta con lombrices trituradas y una planta napolitana. Para la calvicie se utilizaban una mezcla de arándanos y grasa de oso.

En la década de los 50, Charles Nessler, peluquero londinense, inventó la permanente, invento que causó furor en América y en Europa, e hizo millonario a Charles.

IMAGEN-"El tocador de una dama romana" de Simeon Solomon (1840-1905)

21 de noviembre de 2014

UNA HISTORIA DE SIMBAD EL MARINO


Simbad el Marino no soportaba la vida en la ciudad, por esa razón cada vez que podía se hacía a la mar. En uno de sus viajes por el mar, llegó a un islote desconocido, después de dar un paseo, su barco había partido sin él. Se quedó tranquilamente paseando hasta que llegó a una enorme roca blanca.

De repente un gran pájaro se posó en la roca. Simbad, en ese momento, se dio cuenta de que lo que creía una roca, no lo era, era un huevo gigante, era un huevo de roe. Con ayuda de su turbante se ató a una pata del pájaro y cuando éste emprendió el vuelo, Simbad pudo volar intentando regresar a su casa.

Cuando tomó tierra   y se desató del ave estaba en un lugar montañoso y sin ningún signo de vida. Desalentado, miró a su alrededor y vio que el suelo estaba totalmente cubierto de brillantes, millones de diamantes esparcidos del tamaño de una sandia. Toda esa riqueza no le servía para nada, estaba sólo y en un lugar desierto.

De improviso empezó a llover. Lo que caía del cielo no era agua sino trozos de carne que se insertaban en los diamantes y que los pájaros recogían para llevarlos volando a otros lugares. Simbad cogió algunos diamantes y se ató a uno de los trozos de carne. Luego se tumbó en el suelo para disimular hasta que llegó otro pájaro que lo cogió pensando que era un trozo más de carne.

Simbad fue elevado al cielo, voló y voló en el pico del pájaro. El pájaro se posó sobre un árbol para hacer su nido. De repente, oyó el grito de una persona. Apareció un hombre que consiguió ahuyentar al pájaro y hablar con Simbad, le contó que era él quien tiraba los trozos de carne para apoderarse de los diamantes cuando los pájaros volvían a su nido.

Simbad agradecido por el rescate, le regaló al hombre los diamantes que había cogido. El hombre lo llevó por la ladera de la montaña hasta la orilla del mar y lo acompañó al puerto para que subiese en al próximo barco, para volver a su hogar.    

20 de noviembre de 2014

LOS AZTECAS ANTES DE LA LLEGADA DE LOS ESPAÑOLES


La sociedad azteca durante el último siglo antes de la conquista española se dividía en:

Macehualtin (gente del pueblo) que estaban integrados en sus calpullis¹. Se ocupaban sobre todo en la agricultura y en tareas de índole artesanal. Ellos trabajaban la tierra que era propiedad comunal de su calpulli, y otras veces, también las que pertenecían a los pipiltin, los principales nobles, así como las del estado azteca, de la organización religiosa, y aquellas tierra cuyos rendimientos se dedicaban a los gastos de guerra. Como artesanos se dedicaban a producir trabajos de piel, materiales de construcción, orfebrería, cerámica, arte plumario, etc.

Los macehualtin integraban de manera obligatoria los ejércitos. Su educación la recibían en escuelas, en cada calpulli, las denominadas telpuchcalli (casas de jóvenes). Se les preparaba especialmente en las técnicas del arte de la guerra.

Los tlatlacotin eran una especie de esclavos, su venta no era de por vida, ya que ellos mismos u otra persona podía rescatarlos. Los hijos de los tlatlacotin no eran considerados esclavos.

Los pipiltin (los nobles) podían ser propietarios de tierras. Normalmente disponían del trabajo de mayeques (braceros) y tlatlacotin (esclavos). Sus hijos recibían una educación más esmerada y ejercían luego los más elevados cargos del gobierno. De entre ellos se elegía el rey o tlatoani.

Los pochtecas o mercaderes habían obtenido una especie de código jurídico y económico que determinaba las funciones que les correspondía desempeñar. Tenían ritos y ceremonias religiosas exclusivas de ellos. Tenían sus propios tribunales. Organizaban sus propios sistemas de intercambio comercial con gentes de regiones muy lejanas. Desempeñaban con frecuencia las funciones de embajadores, emisarios y espías. Eran tan importantes que en muchas ocasiones contaban más en la vida pública que los pipiltin. Los pochtecas eran libres de trabajos personales y podían poseer tierras en forma individual, eso los colocaba al lado de los miembros de la nobleza.

¹Calpulli (grandes casas) se utiliza para designar unidades de la sociedad azteca. Entre sus miembros había diferentes clases sociales. Todos vivían en un mismo sector de la ciudad. El calpulli era, además, una unidad religiosa y militar. Sus integrantes adoraban al mismo dios. El jefe era el calpullec, actuaban como juez, dirigía la educación de los niños y repartía las tierras entre las familias.