29 de abril de 2016

ORIGEN DEL PAPEL HIGIÉNICO


El papel higiénico fue inventado por Joseph Cayetty en el año 1857, en Estados Unidos. Tardó en utilizarse unas décadas, y fue en Francia, donde se consideraba un símbolo de refinamiento. Cuentan que cuando los zares de Rusia visitaron París en el año 1901, un funcionario del Departamento de Exteriores francés, queriendo hacer bien las cosas y gustar a sus jefes, ordenó imprimir el escudo de los zares en el papel higiénico que iban a utilizar. Al final se lo impidieron.

El primer papel higiénico que se comercializó en Estados Unidos no tuvo mucho éxito de ventas, se empaquetó en hojas individuales, y eso no le gusto al público, acostumbrado a utilizar hojas de prensa. En Inglaterra, Walter Alcock sacó a la venta, en 1879, un papel higiénico en rollos, parecidos a los actuales. No tuvo mucho éxito. En Nueva York, los hermanos Clarence y Edward Scott, perfeccionaron el rollo.

En 1880 los hoteles, restaurantes y edificios oficiales habían instalado modernos elementos en los baños (lavabo, wáter, cisterna, etc.). Un hotel de Boston, el “Tremont House”, fue el primero en tener wáter con cisterna y baño en todas las habitaciones. En la misma época, en Filadelfia presumían de ser la ciudad mejor dotada de wáteres.

En Manhattan fue donde después de equipar los baños al completo, empezaron a poner rollo de papel higiénico. Era el de los hermanos Sott que lo vendían en pequeños paquetes, envueltos en un bonito paquete.

La gente no quería hablar del papel higiénico, les daba pudor, parecía que les daba vergüenza el pensar para que se utilizaba. Por esa razón no llegaba a cuajar para la mayoría del público. Después de muchos tropiezos comenzó a meterse en casi todos los hogares, y fue de la manera más simple.

Para ello se hizo un anuncio en el que la protagonista era una niña que decía la siguiente frase: “En casa de mi amiguita Leslie tienen una cosa preciosa, mamá, pero su papel higiénico lastima…” después de ese anuncio, las ventas de papel higiénico se multiplicaron, y el producto se introdujo en todos los hogares.

28 de abril de 2016

TORRE D'EN PAU (MALLORCA)


La Torre d’en Pau es un enclave militar, ubicado en Palma de Mallorca, cuya edificación original correspondía a las tradicionales torres de defensa y vigilancia costera y que en 1876, cuatro años antes de ser demolida, cumplía misiones de información albergando una estación de telégrafo óptico que, en combinación con las estaciones de Cura y Son Jumell, retrasmitían las noticias del Palacio Real a Menorca.

Con la desaparición de la torre, la presencia militar tenía continuidad con la construcción del fortín de Torre d’en Pau en 1898, con una ubicación en una pequeña altura del terreno desde la que se dominaba y se domina, la bahía de Palma a una altura de quince metros sobre el nivel del mar.

La fortificación es de planta trapezoidal con los lados dispuestos en dirección este-oeste, más largos que los otros dos. Está rodeado de un amplio foso excavado en parte en el terreno natural y con muros de contención. Todo el conjunto se encuentra semienterrado, apenas visible desde el mar.

Las dependencias interiores se encuentran en distintos niveles, con pabellones completamente subterráneos. Estas diferencias de altura se salvan, mediante rampas, en unos casos, y con escaleras de marés, en otros. Por el frente de tierra, su defensa estaba planteada a base de un gran muro de pared lleno de orificios para fusilería.

La puerta de entrada al recinto, situada al oeste e insertada en el cuerpo de edificación, albergaba a la guardia y estaba defendida por unas aberturas, contando con un ingenioso dispositivo que desplazaba el suelo del vestíbulo de entrada.

Según los entendidos en estrategia militar, es una estructura muy acertada, que tenía como objetivo completar, junto con Illetas, San Carlos y Enderrocat, la defensa de la Bahía de Palma.

En las previsiones de fortificación, la Torre d’en Pau tenía asignado un campo de tiro de 93 grados hacia el mar completando así la cobertura artillera de las otras baterías de la bahía.

En 1976, cuando la fortaleza estaba ya incluida en el casco urbano de la barriada, la compró el Ayuntamiento de Palma por dieciséis millones de pesetas. Figura como zona verde en el Plan General de Ordenación Urbana.

27 de abril de 2016

LA GRAN MENTIRA DE JANET COOKE


Janet Cooke era una periodista de The Washington Post. Fue premiada con el premio Pulitzer, pero tuvo que devolverlo al salir a la luz y ella misma admitir que la historia por la que había recibido el prestigioso premio era totalmente mentira.

La historia contaba la vida de un niño de ocho años que desde los 5 años era adicto a la heroína. El niño, al que ella bautizó con el nombre de Jimmy, se inició en el consumo de drogas por la pareja sentimental de su madre, según Janet llamado Ron.

El hogar de la familia de Jimmy era frecuentado por drogadictos que iban a comprar sus dosis de heroína, cocaína y marihuana. El niño vivía a diario con esas personas, por ello para él era normal ese ambiente, así que decidió convertirse en un pequeño traficante de drogas.

Janet no sólo describía con todo lujo de detalles el horrible ambiente que había en el hogar de Jimmy, también en su artículo contaba supuestas declaraciones de la madre de Jimmy. Andrea, la madre del niño, afirmaba que se había quedado embarazada como consecuencia de una violación y que, hecha polvo, buscó refugio en las drogas, que le habían dado las mejores satisfacciones de su vida. El artículo terminaba con la terrible descripción de cómo Ron inyectaba heroína en el brazo de Jimmy.

Su trabajo combinaba la historia de Jimmy con las opiniones de médicos y expertos en consumo de drogas. El artículo apareció el 28 de septiembre de 1980, en la primera página del diario. Le pusieron por título “El mundo de Jimmy”. Fue presentado a los premios Pulitzer en la categoría de reportajes.

La policía de Washington queriendo ayudar al niño empezaron a buscarlo por toda la ciudad, pero no apareció. Janet Cooke ascendió en su trabajo, pero en un momento dado, alguien se percató de las cosas inexactas en su currículum sobre sus estudios, así que empezaron a sospechar de ella. Comprobaron los datos y se dieron cuenta que no eran verdad, Benjamín Bradlee, un directivo del Post, ordenó que Janet fuera interrogada para saber que había de verdad en toda su historia.

Despues de un terrible interrogatorio en la redacción del periódico, Janet confesó que Jimmy no existía y que ella se lo había inventado todo. Se vio obligada a devolver el premio Pulitzer y a presentar su dimisión.

26 de abril de 2016

¡NO ME RECUERDES, SIÉNTEME!



Canción hacia adentro 

¡No me recuerdes!  ¡Siénteme!
Hay un sólo trino entre tu amor y mi alma.

Mis dos ojos navegan
el mismo azul sin fin donde tú danzas.

Tu arco-iris de sueños en mí tiene
siempre pradera abierta entre montañas.

Una vez se perdieron mis sollozos,
y los hallé, abrigados, en tus lágrimas.

¡No me recuerdes! ¡Siénteme!
Un ruiseñor nos tiene en su garganta.

Los ríos que me traje de mis riscos,
desembocan tan sólo por tus playas.

Hay confusión de vuelos en el aire…
¡El viento que nos lleva en sus sandalias !

¡No me recuerdes! ¡Siénteme!
Mientras menos me pienses, más me amas.

Julia de Burgos

25 de abril de 2016

MASONES EN LA CASA BLANCA


Quince presidentes de los Estados Unidos, has sido masones.

James Monroe fue presidente entre 1817 y 1825, se inició como masón el 9 de noviembre de 1775 en la logia de Williamsburg, en Virginia. Parece ser que no llegó muy lejos en la masonería y se quedó con el grado de aprendiz.

Andrew Jackon, presidente entre 1829 y 1837. Perteneció a la logia Harmony, en Nashville, Tennessee. También fue miembro honorario de las logias Federal de Washington, y Jackson, en Florida. Entre 1822 y 1823 ocupó el cargo de gran maestro de los masones del Estado de Tennessee.

James Konx Polk fue presidente entre 1845 y 1849. Se inició en la masonería en la logia de Columbia, en Tennessee, el 4 de septiembre de 1820.

James Buchanan, presidente entre 1857 y 1861. Se inició en la logia de Lancaster, Pensilvania, el 24 de junio de 1817.

Andrew Johnson, fue presidente entre 1865 y 1869. Su iniciación fue en mayo de 1851 en la logia de Greeneville, en Tennessee.

James Abram Garfield, presidente entre julio y septiembre de 1881. Ingreso en la logia Magnolia de Columbus, Ohio, el 22 de noviembre de 1864. También perteneció a la logia Pentalpha, de Washington.

William McKinley, fue presidente entre 1897 y 1901. Se inició el 3 de mayo de 1865 en la logia Hiram, en Winchester, Virginia. Estuvo también en la logia Cantón, Ohio.

Theodore Roosevelt. Presidente entre 1901 y 1909. Iniciado en la masonería el 24 de abril de 1901 en la logia Matinecock, en Nueva York. Su jardinero ostentaba el grado de maestro en la misma logia.

William Howard Taft, fue presidente entre 1909 y 1913. Se inició el 18 de febrero de 1909, en una logia ocasional en Cincinnati.

Warren Gamaliel Harding. Presidente entre 1921 y 1923. Ingresó en 27 de agosto de 1929, en la logia de Marion en Ohio.

Franklin Delano Roosevelt, fue presidente entre 1933 y 1945. Se inició en la logia Holland, en Nueva York el 28 de noviembre de 1911.

Harry S. Truman. Presidente entre 1945 y 1951. Se inició el 9 de febrero de 1909 en la logia Belton en Grandview, Missouri. Fue gran maestro de los masones del año 1940 hasta 1941.

Lyndon B. Johnson, fue presidente entre 1963 y 1969. Ingresó en la logia de Johnson City, Texas, el 30 de octubre de 1937. Sólo llegó a aprendiz.

Gerald R. Ford. Presidente entre 1974 y 1977. Se inició el 30 de septiembre de 1949 en la logia Malta, Michigan.

Otros posibles presidentes de Estados Unidos masones: George W. Bush, Ronald Reagan, Thomas Jefferson, James Madison.