20 de abril de 2018

LA TORTURA Y MUERTE DE ROBERT FRANÇOIS DAMIENS


El 5 de febrero de 1757, Robert François Damiens (1715-1757) se abalanzó sobre el rey Luis XV de Francia, cuando subía a su carruaje, su intención era asesinarle. No lo consiguió porque la navaja con la que pensaba cometer el asesinato estaba desafilada y gracias a las numerosas capas de ropa que llevaba el rey a causa del frío, amortiguaron las cuchilladas de la navaja de dos filos y ochenta milímetros de largo.

Inmediatamente, el asesino fue apresado y torturado. En los pies se le aplicaron unas pinzas al rojo vivo que le quemaron el talón de Aquiles, no consiguieron que hablara. La noche del 17 al 18 de enero, Damiens fue trasladado a la Conciergerie y como había intentado suicidarse cortándose los genitales, fue atado a su cama por los brazos y las piernas con correas de cuero.

El proceso comenzó el 12 de febrero y Damiens fue condenado a muerte, pena que cumplió el día 28 de febrero. Pero su suplicio duró horas y horas, ante el horror de los espectadores.

Fue torturado con tenazas al rojo vivo. Su mano, sujetando el cuchillo usado en el intento de asesinato fue quemada con azufre. Sobre sus heridas se vertió cera derretida, plomo y aceite hirviendo. Después de varias horas de agonía, fue dejado en manos del verdugo real, Charles-Henri Sanson.

Se ataron caballos a sus brazos y sus piernas, pero sus extremidades no se separaron fácilmente, después de algunas horas, los verdugos se vieron obligados a cortar los ligamentos de Damiens con un hacha. Tras un nuevo tirón de los caballos, fue desmembrado, su torso, todavía vivo fue tirado al fuego. Los testigos contemplaron con estupor, la capacidad de las personas para aguantar ese horror hasta el final, infligido por el verdugo Sanson y sus dieciséis asistentes.

El 29 de marzo se ordenó que la casa natal del regicida fuera arrasada con la prohibición de volver a construirla. Su esposa, su hija y su padre fueron expulsados del reino, bajo pena de muerte inmediata si regresaban.

19 de abril de 2018

LOS VIAJES DE MARCO POLO


Marco Polo, su padre Nicolás y su tío Marco, emprendieron un viaje en el año 1271. Salieron de Laias, la actual Payas, en el golfo turco de Alejandreta e la Cilicia. Ese viaje duraría 25 años.

Atravesaron toda el Asia desde el Mediterráneo hasta Corea, fueron a tierras siberianas, bajaron hasta la India llegando hasta la península de Malaca. Marco Polo fue consejero y alto funcionario del Imperio chino y visitó lo que hoy es Tailandia.

Marco Polo vivió diecisiete años en la corte del Gran Khan, pero siempre pensaba en volver a Venecia. Ese momento llegó cuando una princesa, familiar del Gran Khan fue enviada a Persia para casarse con el rey de ese país. El viaje por tierra era imposible debido a las guerras que asolaban varios países y decidieron enviar a la princesa por mar.

Se preparó una flota de quince barcos y a principios de 1292 se dirigió hacia la península de Malaca, llegando hasta Sumatra, donde esperaron cinco meses hasta que los vientos fueran favorables.

Marco Polo y sus acompañantes que se habían añadido al cortejo de la princesa para protegerla, tuvieron que esperar que terminase el monzón del verano para seguir con su viaje que les llevó hasta Ceilán, y de allí a la India Meridional.

Llegaron al estrecho de Ormuz dieciocho meses después de haber salido de China, pero todavía tardaron nueve meses hasta llegar a la corte persa, allí entregaron a su futuro esposo la princesa que, según Marco Polo, habían cuidado como si se tratara de su hija.

Después de haber permanecido varios meses en Persia, Marco Polo decidió volver a Europa pasando por Trebizonda, a orillas del mar Negro, y de allí partieron a Constantinopla y a Venecia, donde llegaron el año 1295, veinticinco años después de haber emprendido el viaje.

18 de abril de 2018

POR EL AIRE


La primera carta aérea en los Estados Unidos fue escrita por el presidente George Washington, que se la dio al francés Jean Pierre Blanchard para que la llevara durante el primer vuelo aéreo en América. Con Washington como testigo, el aerostato ascendió desde el patio de la prisión de Filadelfia, en ese momento capital de los Estados Unidos; descendió a 74 kilómetros de allí, en el condado de Gloucester, Nueva Jersey. La carta definía al aerostato como invitado de la joven república.

La famosa frase de cuenta atrás: cinco, cuatro, tres, dos, uno, en los lanzamientos de cohetes, fue inventada por el director alemán Fritz Lang para su película de 1928 “Die Frau in Mond” (una mujer en la luna).

Un cohete tripulado llega a la luna en menos tiempo del que tardaba una diligencia en viajar a través de toda Inglaterra.

La primera fotografía aérea fue tomada, desde un globo, durante la Guerra Civil de los Estados Unidos.

El primer diseño conocido de una nave completa, más ligera que el aire, fue hecho en 1670 por un sacerdote jesuita, Francesco de Lana-Terzi. La nave, de forma de lancha de remos, tenía por objeto flotar en la atmósfera, con la ayuda de 4 esferas de cobre, de las cuales había sido extraído todo el aire. No despegó de tierra.
Los astronautas que circunvuelan la Tierra pueden llegar a ver 16 amaneceres y 16 ocasos cada día.

El primer vuelo de un avión de costa a costa de los Estados Unidos, de la ciudad de Nueva York, a Pasadena, California, realizado por Galbraith P. Rodgers, en 1911, tardó 49 días, con muchas escalas.

La primera carga enviada desde Chicago fue recibida bajo guardia armada. El artículo, manejado por National Air Transport, en 1927, fue un sombrero tejano Stetson que debía ser entregado a Will Rogers, el popular cómico.

17 de abril de 2018

CAMINANDO-1



Si caminas y no te detienen, sigue caminando. Tomaste la mejor decisión.

16 de abril de 2018

MATTEUCCIA DA TORI, LA MONJA-BRUJA


Matteuccia di Francesco di Ripiabianca, conocida como Matteuccia da Todi, era una monja cristiana italiana que fue llevada los tribunales en 1428, acusada de brujería por el tipo de magia que estaba practicando. Enseñaba a las personas a curar enfermedades cogiendo un hueso de un bebé que no estuviera bautizado, enterrándolo en un cruce de caminos, pronunciando algunas oraciones y fórmulas en el lugar durante nueve días.

Matteuccia podía transferir dolencias, y lo hizo en una ocasión para curar a un cliente cojo. Preparó una poción con treinta hierbas distintas, intensificó su poder con unos encantamientos y la arrojó por la calle, de manera que la cojera se traspasara del cliente a alguna persona que pasara por allí.

Le dio una fórmula anticonceptiva a la amante de un cura; la mujer tenía que tomar las cenizas de una pata de mula quemada, mezclarlas con vino y beber la poción.

La verdadera especialidad de Matteuccia era la magia del amor. Recitaba encantamientos a las hierbas y las daba a las mujeres para que hicieran el efecto de pociones mágicas. También les daba lociones para las manos y la cara, con la intención de que despertarían el amor en los hombres.

Cuando la amante de un clérigo se quejó de que éste la golpeaba y de que no tenía relaciones con él desde hacía tiempo, Matteuccia cogió una imagen de cera y la colocó en el fuego, mientras la amante recitaba unas palabras que comparaban la cera con el corazón del clérigo, después de la ceremonia, el cura amó a la mujer de forma apasionada.

Matteuccia era toda una profesional, los clientes la llamaban hasta desde fuera de la ciudad para obtener sus servicios mágicos, pagando importantes sumas de dinero.

Fue condenada por brujería y sentenciada a ser quemada viva en la hoguera.