20 de agosto de 2017

CARTA DE SANTA TERESA A FELIPE II


“La gracia del Espíritu Santo sea siempre con vuestra majestad, amén. Yo tengo muy creído que ha querido nuestra Señora valerse de vuestra majestad y tomarle por amparo para el remedio de su Orden, y así no puedo dejar de acudir a vuestra majestad, con las cosas de ella. Por amor de nuestro Señor suplico a vuestra majestad perdone tanto atrevimiento.

Bien creo que tiene vuestra majestad noticia de cómo estas monjas de la Encarnación han procurado llevarme allá pensando habría algún remedio para librarse de los frailes, que cierto les son gran estorbo para el recogimiento que pretenden, y de la falta que ella ha habido allí en aquella casa tiene toda la culpa. Ellas están en esto muy engañadas, porque mientras estuviesen sujetas a que ellos las confiesen y visiten no es de ningún provecho mi ida allí, y así lo dije siempre al visitador dominico y él lo tenía bien entendido.

Para algún remedio, puse allí en una casa un fraile descalzo, tan gran siervo de nuestro Señor que las tiene bien edificadas, con otro compañero, y espantada esta ciudad del grandísimo provecho que allí ha hecho, y así le tienen por un santo, y en mi opinión lo es y ha sido toda su vida.

Informado de esto el nuncio pasado y del daño que hacían los del paño por larga información que se le llevó de los de la ciudad, envió un mandamiento con descomunión para que los tornasen allí, y que so pena de descomunión no fuese allá ninguno del paño a negociar ni a decir misa ni a confesar, sino los descalzos y clérigos. Con esto ha estado bien la casa hasta que murió el nuncio, que ha tornado los calzados, y así torna la inquietud, sin haber mostrado por donde lo pueden hacer.

Y ahora un fraile que vino a absolver a las monjas, las ha hecho tantas molestias y sin tan orden y justicia, que están bien afligidas y no libres de las penas que antes tenían, según me han dicho. Y sobre todo les ha quitado a los confesores y los tiene presos en su monasterio y descerrajaron las celdas.

Esta todo el lugar bien escandalizado cómo no siendo perlado ni mostrando por donde hace esto, se atreven a tanto que ni parece temen que hay justicia ni a Dios.

A mí me tienen muy lastimada verlos en sus manos, que hay días que lo desean, y tuviera por mejor que estuvieran entre moros, porque quizá tuvieran más piedad, y este fraile tan siervo de Dios, está tan flaco de lo mucho que ha padecido, que temo su vida.

Que este mismo que está aquí tuvo este verano preso en Toledo a fray Antonio de Jesús sin ninguna causa, y así andan diciendo los han de perder, porque lo tiene mandado el Tostado.

Sea Dios bendito, que los que habían de ser medio para quitar que fuese ofendido les sean para tantos pecados, y cada día lo harán peor. Si vuestra majestad no manda poner remedio, no sé en qué se ha de parar, porque ninguno otro tenemos en la tierra.

Plega a nuestro Señor nos dure muchos años. Yo espero en El nos hará esta merced, pues se ve tan solo de quien mire por su honra. Continuamente se lo suplicamos todas estas siervas de vuestra majestad y yo”.

Fecha en Avila, en este convento de san Josef, a 4 de diciembre de setenta y siete.

Indigna sierva y súbdita de vuestra majestad.
                         
                     Teresa de Jesús, Carmelita





18 de agosto de 2017

NUNCA DIGAS SIEMPRE


Los cambios son para los valientes, los cobardes siempre preferirán quedarse donde están aunque no sean felices allí.

17 de agosto de 2017

EL CRANEO EN LA HISTORIA


Puesto que en el cráneo radica la sede del pensamiento, está considerado como el centro más importante, del cual emanan las órdenes y mandatos de la persona, por ese motivo, su significado emblemático es rico y complejo al mismo tiempo.

Entre ciertas tribus antiguas se consideraba a esta parte esencial del cuerpo como una de las representaciones macrocósmicas el hombre y asociada a uno de los cuatro recipientes en los que se recogía el agua de la lluvia; el cráneo estaba representado por la vasija situada en el centro del espacio formado por todas ellas.

El libro sagrado Rig Veda explica que: “La bóveda celeste está formada del cráneo del ser primordial”. Algunos historiadores clásicos cuentan en sus narraciones que el cráneo formaba parte de los trofeos guerreros logrados en las batallas entre etnias diferentes.

Tito Livio cuenta que la cabeza del cónsul romano muerto en una emboscada habría servido de vaso sagrado para ofrecer libaciones y, al mismo tiempo, como copa utilizada por los sacerdotes y pontífices en la conmemoración de las victorias.

Es muy normal encontrar entre la iconografía de los celtas, formas que representan cabezas cortadas. François Chevalier, historiador francés, dice: “El motivo de la cabeza cortada es frecuente en la numismática gala y en toda la plástica gala y galorromana. Los irlandeses no actuaban de modo diferente a los galos y la epopeya insular ofrece centenares de ejemplos del guerrero llevando la cabeza del enemigo vencido en combate. La cabeza simboliza así la fuerza y el valor guerrero del adversario, que vienen a añadirse a los del vencedor, y la decapitación garantiza la muerte del adversario mismo”.

16 de agosto de 2017

VERDE Y AMARILLO


Verde- Está considerado como un elemento de transición, por lo que no es ni cálido ni frío. Para los simbolistas, aparece asociado al simbolismo de la naturaleza y su vegetación, y alcanza su plena significación en la estación de la primavera. Lo consideran mediador cuando confluyen en combinación con él otros colores como el rojo intenso del fuego y el azul referido al cielo; aunque, siempre es el opuesto del primero.

Para los psicólogos es un color que nos remite a todo aquello que tenga que ver con lo inédito y lo nuevo. El significado más extendido y popular lo relaciona e identifica con las formas humanas de esperanza y, al mismo tiempo, se suele añadir al buen augurio, que se encuentra en todos los objetos de color verde. En algunos ambientes se le atribuye, un simbolismo relativo a la paz.

Para los pueblos africanos, el color verde es un signo de lo femenino, y nace del color almagre, que representaría a lo masculino. En la alquimia tiene un significado relacionado con la fuerza de la luz y del fuego, incluido el llamado “fuego secreto”, con virtudes purificadoras, por esa razón, los árabes lo consideran como un principio catártico.

Amarillo- Considerado como un color de naturaleza cálida y cualidad clara. Mantiene un gran simbolismo físico y astral, en cuanto se relaciona con el cromatismo de un metal precioso, como es el oro, y con la luz emitida por el astro rey, el Sol. Se le considera como un símbolo de lo que nunca muere, es decir, de lo eterno en el tiempo y en el espacio.

Si se busca un parecido con las estaciones del año, correspondería al otoño, ya que el propio tiempo, es el color de los estados serenos, en los que la reflexión prima sobre otras consideraciones, como la pasión. Para los psicólogos representa la madurez de las personas y la fuerza, a la vez, la intuición.

La sabiduría oriental asocia al color amarillo al principio activo del Yang, y se opondría al color negro, representado por el principio pasivo el Yin; los emperadores chinos consideraban al amarillo como su propio color, ya que el centro cosmológico está teñido de amarillo.

Los árabes lo relacionan siempre con el oro y le atribuyen una significación relativa a la amplitud de su intuición, la cual se materializará con el argumento y en el sabio consejo; cualquier otro tono de la gama de colores amarillos que no brille como el oro debe desecharse, pues simboliza la mentira y el abandono.

15 de agosto de 2017

PRIMEROS VIAJES A AMÉRICA


Desde el momento en que se descubrió América se abrió una nueva ruta, por ese motivo, cruzar el Atlántico empezó a ser algo normal para los que querían vivir esa aventura. Para emprender el viaje se necesitaban una serie de requisitos. Los barcos partían de Sevilla que era donde estaba el puerto oficial. Si el viajero no residía en Sevilla, tenía que hacer el viaje desde su punto de partida en carro si tenía dinero, o a pie si no se lo permitía su economía.

Una vez en Sevilla se necesitaban unos permisos o documentos legales, que eran expedidos por la Casa de Contratación:

·       Instancia dirigida al rey con los datos personales: origen, estado civil, edad, oficio, etc.
·   Certificado de limpieza de sangre para que se tuviera constancia de que no era moro, judío, mestizo, mulato, ni negro.
·       Partida de bautismo.
·       Autorización de los ascendentes como tutores, esposa, hermanos, etc. En caso de varones casados que viajaban solos a América, la esposa le daba la autorización por tres años, en caso de que fuera a quedarse más tiempo debía renovar la autorización.
·      Una carta-reclamo donde el viajero demostraba que tenía familia o amigos en el Nuevo Mundo que les ayudarían una vez llegaran.

Estos permisos eran personales e intransferibles, y validos por dos años. Los pasajeros debían llevar su propia comida, el agua si la suministraban.

Las tarifas del viaje se negociaban aunque en el siglo XVI se impuso el impuesto de Avería, que para los pasajeros era de 20 ducados. Felipe II especificó y obligó a que a los religiosos se le cubrían todos los gastos, de esa manera se aseguraba la evangelización.