22 de junio de 2017

EL DIOS DE LA LUNA MESOPOTÁMICO


El dios de la luna mesopotámico nació en Sumer, donde también se le conocía con el nombre de Nanna o Nanna-Suen. Bajo el imperio acadio, el dios pasó a llamarse Suen, que acabo pronunciándose Sin. Otros nombres para dirigirse al dios eran Assimbabar, Naramsit e Inbu. El número 30 también se usaba como nombre para Sin, parece ser que en relación con los treinta días que duraba un mes lunar.

En la época paleobabilónica, Sin fue un dios, muy popular, aunque siempre estuvo subordinado a otros dioses más importantes del panteón. El centro principal de culto a Sin se situó en Ur, más tarde se trasladó a Harrán, al norte de Siria. El gran templo de Sin en Harrán fue reconstruido por varios reyes, desde Assurbanipal a Nabónido.

Nanna o Sin era hijo de Enlil y Ninlil. Según el mito, Ninlil fue violada por Enlil, quien más tarde la convirtió en su esposa. Sin se casó con la diosa Ningal y sus hijos fueron el dios solar Shamash y la gran diosa Ishtar.

Ishtar, diosa de la belleza, el amor y la guerra, formaba parte de la Tríada mesopotámica, junto con Sin y Shamash. Se la identificaba con el planeta Venus y fue una de las divinidades más importantes de Babilonia.

21 de junio de 2017

LOS MEJORES PISTOLEROS (2)



Tom Horn (1860-1903) Fue agente  de la ley, explorador, soldado, asesino, sicario y forajido. Durante su excitada vida se hizo famoso por sus habilidades como rastreador, que le permitieron llevar a muchos criminales ante los tribunales. Cuando su historial de asesino se hizo demasiado grande, cambio de oficio y se metió a mercenario, cumpliendo muy bien sus encargos. Sus crímenes no terminaron hasta que en 1901 fue detenido por matar a un niño de 14 años. Fue detenido, juzgado y condenado a la horca, sentencia que se ejecutó el 20 de noviembre de 1903, en Cheyenne, Wyoming. Cometió entre 35 y 50 asesinatos.

Jim Miller (1886-1909) Cuenta la leyenda que Miller sobrevivió a más duelos que ningún otro hombre. El más famoso fue el que tuvo con George A. Frazer, el sheriff de Pecos, en el que Miller recibió cuatro tiros en el pecho. Sus hombres le llevaron al médico y salvó su vida gracias a que bajo la ropa llevaba una coraza de acero. Dos años más tarde, Miller encontró a Frazer y lo mató de un disparo de escopeta. Miller fue sacado de la cárcel y linchado por una turba el 19 de abril de 1909. Cometió 14 asesinatos.

Billy el niño (1859-1881) Su nombre real era William H. Bonney, mató a muchos hombres durante su corta vida, unos 21, casi uno por cada año que vivió. Era un asesino sediento de sangre, su gran puntería y su naturaleza astuta le hicieron muy famoso en Estados Unidos, esa fama aumentó cuando se fugó de la cárcel. Murió tiroteado por el sheriff Pat Garrett el 14 de julio de 1881.

Jesse James (1847-1882) Junto con su hermano Frank, lideró una banda especializada en robo a bancos, trenes y diligencias. Antes de ser un delincuente había servido en el Ejército Confederado, salió del cuerpo cuando la Unión ganó la Guerra Civil. Disparó contra un oficinista durante el atraco al banco Daviess County Savings Association en Mossouri, a partir de ese momento vivió huyendo de la justicia junto con su banda. James recibió un disparo en la nuca el 3 de abril de 1882 por su compañero de fechorías Robert Ford, lo mató para cobrar la recompensa. Después de su muerte, comenzó la leyenda de que en realidad no había muerto, pero nunca se supo. Su hermano Frank se libró de morir ahorcado y murió a los 72 años.

20 de junio de 2017

...NUESTRA HISTORIA...



Prométeme que en otra vida haremos todo lo que en esta nos faltó hacer juntos.

19 de junio de 2017

ORGANIZACIÓN INTERNA DE LA MESTA


La Mesta, asociación de pastores que controlaban todos los detalles de la ganadería lanar trashumante en la Corona de Castilla durante la Baja Edad Media y la Edad Moderna, se basaba en una organización interna.

La Mesta estaba formada por los llamados hermanos de la Mesta. Se denominaba así a todos los ganaderos que cotizaban a la institución, independientemente de las cabezas de ganado que tuvieran. Se celebraban asambleas generales de la institución, con objeto de tomar acuerdos de interés común. En la época de Alfonso X  había tres asambleas anuales, más tarde, solo se celebraban dos juntas generales.

Según las normas de la institución, para que las reuniones generales pudieran tomas acuerdos válidos se precisaba un mínimo de 60 asistentes, aunque normalmente acudían entre 200 y 300 ganaderos. Las decisiones se tomaban por votación y los cargos eran de carácter efectivo.

Al frente de la institución se encontraba el alcalde entregador mayor, cargo que ocupaban personas influyentes de la nobleza. En el segundo escalón estaban los alcaldes entregadores, eran representantes del monarca en la Mesta, teniendo como funciones la protección de la institución y la persecución de sus enemigos, pudiendo imponer multas a los que violaran los privilegios de la asociación de ganaderos.

El tercer escalón lo ocupaban los alcaldes de la Mesta o alcaldes de cuadrilla, que tenían a su cargo la resolución de los pleitos entre las diversas cabañas. Para alabar contras las sentencias de estos alcaldes había unos alcaldes de alzadas.

Había también procuradores, con misiones muy diversas, otros que inspeccionaban los rebaños, otros las dehesas, etc. También había contadores y receptores, que cuidaban de la hacienda interna de la Mesta, nutrida por las multas y la venta del ganado.

18 de junio de 2017

FIESTAS DE SANT JOAN (MENORCA)


Las fiestas de Sant Joan, en Ciutadella, Menorca, tienen un origen incierto, unos dicen que nacieron en la conquista cristiana de Menorca a finales del siglo XIII y principios del XIV. Otros dicen que el origen es de carácter religioso. Se cree que la fiesta surgió de una cofradía en la que se representaban los cuatros estamentos que formaban la población de la época. Esos serían los estamentos sociales que se representan en la actualidad dentro de la Junta de Caixers.

Se sabe que en el año 1464 la obrería de Santo Joan Baptista, constituida a principios del siglo XIV, estaba formada por un obrero eclesiástico, un obrero caballero, dos obreros payeses y un obrero artesano. Entre todos se repartían el cuidado de la ermita, recoger limosnas y administrar los bienes. Un tiempo después se añadió el que se dedicaba a llevar el pendón de la cofradía.

Cada año se celebraba una romería a la ermita y asistía todo el pueblo. El caballero invitaba a los asistentes a tomar algo a su casa y lo mismo hacía el sacerdote después del amanecer. De vuelta toda la comitiva recorría Ciutadella. Con el paso de los años las fiestas se hicieron más populares añadiéndose otros elementos.

Los protocolos de esta fiesta se han podido mantener gracias a la tradición heredada de padres a hijos. Así cada 23 de junio, la cabalgata recoge los caballos y hace “els caragols del Born”, que servía para pedir permiso al gobernador para salir de la muralla, realizar dirigirse a la ermita de Santo Joan de Missa y regresar al atardecer. Si se llegaba más tarde tenían que dormir fuera de la muralla, ya que las puertas se cerraban con llave. El día 24 de junio, las puertas se volvían a abrir. Se repetía el proceso y se pedía permiso para encontrar la puerta d’Artrutx abierta y se dirigían a celebrar una misa mayor de alabanza al santo.

No se tiene documentación de ninguna de las versiones de su origen, ya que en 1558 se destruyó el archivo histórico municipal e insular.