23 de octubre de 2017

TAXA CAMARAE (2)


El papa León X decidió que, en lugar de confesiones y penitencias, buscaría la forma de limpiar los pecados, así en 1517 estableció la “Taxa Camarae”, se trataba de una tarifa para pagar el perdón de los pecados.

Las tarifas eran las siguientes:

La mujer que destruyese a su propio hijo llevándolo en sus entrañas y el padre que hubiese contribuido a la perpetración del crimen, pagarán 17 libras cada uno. El que facilitare el aborto de una criatura que ni fuere su hijo, pagará 1 libra menos.

El que por anticipado quisiera comprar la absolución de todo homicidio accidental que pudiera cometer en lo venidero pagará 168 libras.

El eclesiástico que no pudiendo pagar sus deudas quisiera librarse de ser procesado por sus acreedores entregará al Pontífice 17 libras. El apóstata vagabundo que quisiere vivir sin trabas pagará igual cantidad por la absolución.

El hijo bastardo de un cura que quiera ser preferido para desempeñar el curato de su padre, pagará 27 libras. El bastardo que quisiere recibir las órdenes sagradas y gozar de beneficios pagará 15 libras. El hijo de padres desconocidos que quiera entrar en las órdenes pagará al tesoro pontificio 27 libras.

Los laicos, contrahechos o deformes que quieran recibir las órdenes sagradas y poseer beneficios pagarán a la cancillería apostólica 58 libras. Igual suma pagará el tuerto del ojo derecho; más el tuerto del ojo izquierdo pagará al Papa 10 libras. Los bizcos pagarán 45 libras. Los eunucos que quisieran entrar en las órdenes pagarán la cantidad de 310 libras.

El que por corrupción quisiera adquirir uno o más beneficios se dirigirá a los tesoreros del Papa, que le venderán ese derecho a un precio moderado.

El que por haber quebrantado un juramento quisiere evitar toda persecución y librarse de toda nota de infamia pagará al Papa 131 libras. Además entregará 3 libras para cada uno de los que le habrán garantizado.

22 de octubre de 2017

CRONOLOGÍA DE LA ÉPOCA ISABELINA


La época isabelina es la etapa de la historia inglesa destacada por el reinado de la reina Isabel I, y hasta la muerte de Jacobo I.

1527-Desencadenamiento de la crisis entre Enrique VII y el papado.
1528-Guerra con España.
1529-Paz de Cambrai. Caída del privado Wolsey, que es sustituido como lord canciller por Tomás Moro.
1533-Matrimonio del rey con Ana Bolena. Nacimiento de Isabel. Acta de Peticiones.
1534-Acta de Supremacía
1535-Ejecución de Moro y de Fisher.
1536-Disolución de los monasterios. Peregrinación de Gracia. Unión política de Inglaterra y Gales.
1542-Batalla de Solway Moss. Victoria inglesa sobre los escoceses.
1543-Guerra con Francia.
1547-Sucesión de Eduardo VI. Ascenso del Protector Somerset. Batalla de Pinkie: victoria inglesa sobre los escoceses.
1549-Primer libro de rezos común. Golpe de Northumberland.
1553-María Tudor, reina de Inglaterra.
1554-Retorno de Pole al poder. Unión con la Iglesia romana. Rebelión de Wyatt.
1555-Inicio de la persecución de protestantes.
1557-Guerra con Francia.
1558-Nuevo Libro de Tasas. Isabel I, reina de Inglaterra.
1559-Paz de Cateau-Cambresis. Acuerdo religioso en Inglaterra.
1564-Lord Dudley, conde de Leicester.
1566-Publicación de los Anuncios del arzobispo Parker. Peticiones de acuerdo en materia religiosa.
1568-María Estuardo reina de Escocia, se refugia en Inglaterra.
1569-Rebelión en el norte del país.
1570-Bula papal de Pío V, que excomulga a Isabel y cuestiona su legitimidad en el trono.
1571-Conspiración de Ridolfi.
1579-Negociaciones para el matrimonio de Isabel I con el duque de Alençon, hermano del rey de Francia.
1580-Vuelta al mundo de Drake. Llegada a Inglaterra de misioneros jesuitas.
1581-Muerte de Guillermo el Taciturno de Holanda.
1585-Guerra con España. Acta de Preservación de la Queen’s Safety.
1586-Complot de Babington.
1587-Ejecución de María Estuardo. Sir Cristopher Hatton, lord canciller. Ataques de Drake a Cádiz y Lisboa.
1588-Desastre de la Armada Invencible. Muerte de Leicester.
1591-Muerte de Hatton.
1594-Inicio de unos años de malas cosechas. Crisis alimenticia.
1596-Organización de acciones sobre la costa española.
1598-Muerte de Felipe II.
1601.-Rebelión de Essex, finalizada con su ejecución.
-Muerte de Isabel. Jacobo VI de Escocia rey de Inglaterra como Jacobo I.

21 de octubre de 2017

HEREJÍAS MEDIEVALES (3)


Entre los siglos XI-XV la cristiandad europea se vio irrumpida por numerosos movimientos heréticos, algunos de ellos fueron:

Arnaldistas-Seguidores de Arnaldo de Brescia. Detractores del poder temporal del papa y de la riqueza del clero.

Beguinas y begardos-Hermandades semi-religiosas que se expandieron desde el siglo XII. Por su independencia resultaban sospechosas de herejía. Algunas eran condenadas en el concilio de Vienne de 1311.

Cátaros-Herejes con enorme fuerza en el sur de Francia y parte de Italia desde mediados del siglo XII. Defensores del dualismo y de la práctica sacramental que sustituían por una especie de penitencia administrada por sus ministros o perfectos. Una cruzada que arrasará el Midi, al inicio del siglo XIII. La Inquisición acabó con ellos.

Lollardismo-Fracción radical del wiclefismo, muy influyente en la agitación de los trabajadores ingleses de 1381.

Publicanos-Uno de los nombres para designar a los dualistas. Derivado de Pablo de Samosatra, o de otro Pablo desconocido.

Flagelantes-Forma de auto-penitencia colectiva, con enorme fuerza en el siglo XIV. Influidos por el milenarismo se convirtieron en un grupo verdaderamente anárquico.

Joaquimismo-Doctrina inspirada en los escritos de Joaquín de Fiore y en las ideas de espiritualismo franciscano. Se confía en la próxima llegada de la iglesia del Espíritu diferente de la jerárquica.

Wiclefismo- Doctrina de Juan Wyclef, impugnaba la idea de la transubstanciación (doctrina de la iglesia católica y romana) eucarística, abogaba por la intervención del poder civil frente a los beneficiarios eclesiásticos indignos y concebía a la iglesia espiritual como comunidad de predestinados.


20 de octubre de 2017

QUIZÁS, QUIZÁS, QUIZÁS...



Quizás sí eras tú, tal vez sí estaban tus manos hechas a la medida de las mías, y tus labios enteramente a la medida de los míos, seguramente no nos tocaba en esta vida. Quizás debí abrazarte más fuerte la última vez que te tuve cerca. Quizás sí eras tú, pero no era el momento.

19 de octubre de 2017

HISTORIAS DE REYES (3)


Cuando Sir Walter Raleigh introdujo el tabaco en Inglaterra, a principios del decenio de 1600, el rey Jacobo I escribió un panfleto en el que argumentaba contra su uso. Fracasó, “La hierba que marea” se arraigó de inmediato como un hábito muy popular.

Eduardo, Príncipe de Gales, no fue conocido como el “Príncipe Negro” durante si vida (a mediados del siglo XIV). La primera vez que se empleó por escrito el mote fue dos siglos después de su muerte, ahora es conocido como el Príncipe Negro. Nadie sabe cómo surgió el mote.

Luis XIV de Francia, el rey Sol, fue un gran admirador de la danza desde que tenía 13 años de edad. Antes de hacerse demasiado viejo y obeso para poder practicarla, bailó en 30 ballets, para los que compuso la música Jean Baptiste Lully.

De la historia de Babilonia viene la leyenda de Enlil-Bani, jardinero del rey Erra-Imitti, quien fue escogido por el monarca para ser rey por un día, como parte de la celebración del Año Nuevo. De acuerdo con la costumbre, después de reinar un día, cada falso rey era sacrificado a los dioses. En este caso Erra-Imitti murió durante la celebración y Enlil-Bani permaneció en el trono. Reinó durante 24 años.

El zar Pedro III de Rusia gobernó 6 meses, y después fue asesinado, en junio de 1762, a los 34 años, por conspiradores a las órdenes de su esposa, Catalina. Fue coronado 35 años después de su muerte, cuando su ataúd fue abierto expresamente con esa intención.

Guillermo de Orange se enfrentó a un problema legal, al pretender la corona de Inglaterra en 1589 después de la huída de Jacobo II. Solo el Parlamento podía declarar rey a Guillermo, y solo el rey podía convocar el Parlamento. Una convención reunida a toda prisa evitó el conflicto, ofreciendo la corona a Guillermo y declarándose al mismo tiempo el Parlamento.

Un papa dio Irlanda al rey de Inglaterra, Alejandro III, que deseaba anular costumbres irlandesas que se oponían a las enseñanzas de la Iglesia Católica, declaró que Enrique II era el rey legítimo de Irlanda. Esta declaración del papa, en 1172, llevó a la conquista de Irlanda por los ingleses. Los irlandeses tardaron siete siglos y medio en recuperar su libertad.