21 de julio de 2018

LOS RELOJES DEL DÍA DE LA VICTORIA


El 8 de mayo de 1945 se firmó el final de la Segunda Guerra Mundial, conocido como “Día de la Victoria”. En Suiza, como en otros países, se celebró la victoria de las fuerzas aliadas contra la Alemania-nazi. En esos momentos un grupo de personajes de la sociedad ginebrina, decidió mostrar su agradecimiento a los principales agentes en el conflicto.

En agosto de ese mismo año, se fabricaron cuatro relojes para los comandantes de las fuerzas aliadas: Charles de Gaulle, Harry S. Truman, Stalin y Winston Churchill. Eran relojes perfectos con hora mundial y un diseño en esmalte cloisonné único, en cada uno de ellos se simbolizaba alguna característica de cada país y del líder correspondiente. Los encargados de realizarlos fue la empresa Agassiz and Co., junto con Louis Cottier, que desempeñó un gran trabajo en los diseños de los diales, el movimiento y los grabados.

El reloj de Churchill, que llevó durante toda su vida, tenía la esfera decorada con la imagen de san Jorge matando al dragón, mientras que la aguja de las horas representaba un tridente como símbolo de la lucha heroica de Inglaterra en la contienda.

El de Truman presentaba la Estatua de la Libertad y la aguja era una rama de olivo, símbolo de la paz. El de Stalin, llevaba un trabajador delante de la quema de plantas industriales, bajo los cielos tormentosos de Stalingrado, la aguja reflejaba la insignia comunista de la URSS.

Los relojes se entregaron en la Navidad de 1945. Churchill agradeció a través de la prensa este regalo en septiembre de 1946. El reloj Victoria, perteneciente sir Winston Spencer Churchill, se subastó en el año 2015 en la sede de Londres de Sotheby’s, se pagó por él 671 482 euros.

0 comentarios :