10 de noviembre de 2017

LOS MEJORES PISTOLEROS (2)


Tom Horn (1860-1930), fue agente de la ley, explorador, soldado, sicario, asesino y forajido. Durante su agitada vida se hizo famoso por sus habilidades como rastreador, que le permitieron llevar a muchos forajidos ante la justicia. Cuando su historial de asesino se hizo muy grande, cambió de trabajo y se hizo mercenario, cumpliendo sus encargos con verdadera eficacia. Sus crímenes no finalizaron hasta que en 1901 fue detenido por matar a un niño de 14 años. A lo largo de su carrera mato a 50 personas. Horm fue detenido, juzgado y condenado a la horca. Fue ahorcado en Cheyenne, Wyoming, el 20 de noviembre de 1903.

Jesse James (1847-1882), junto con su hermano Frank, lideró una banda especializada en el robo de bancos, diligencias y trenes. Antes de dedicarse a la delincuencia, Jesse había servido en el Ejército Confederado, cuando la Unión ganó la Guerra Civil, se fue del cuerpo. Disparó a un oficinista durante el atraco al banco Daviess County Savings Association en Missouri. A partir de ese momento vivió huyendo de la justicia. Después de su muerte corrió el rumor de que no había muerto. Su hermano Frank se libró de la horca y murió a los 72 años. Su trayectoria fue de 5 asesinatos. Murió de un disparo en la nuca el 3 de abril de 1882 por su compinche Robert Ford, que lo mató para cobrar la recompensa.

Jim Miller (1866-1909), conocido con Asesino Miller, cuenta la leyenda que sobrevivió a más duelos que ningún otro hombre. El más famoso fue el que tuvo con George A. Bud Frazer, el Sheriff de Pecos, en el que Miller recibió cuatro disparos en el pecho. Sus hombres lo llevaron al doctor. Salvo su vida gracias a que bajo la ropa llevaba una coraza de acero. Dos años después, Miller encontró a Frazer y lo mató con una escopeta. Cometió 14 asesinatos. Murió linchado el 19 de abril de 1909.

Billy el Niño (1859-1881) William H. Bonney, su nombre verdadero, mató a muchos hombres durante su corta vida. Según algunos testimonios de la época, era solo un chico descarriado que, de vez en cuando, mataba a otras personas peores que él. Su puntería y su astucia lo hicieron famoso en Estados Unidos. Su fama aumentó con su fuga de la cárcel. Cometió 26 asesinatos. Murió tiroteado por el sheriff Pat Garret, el 14 de julio de 1881.



0 comentarios :